返回網站

Jorge Muñoz es nombrado nuevo miembro del Comité Directivo de la IEEE Task Force on Process Mining

broken image

El académico de la Escuela de Ingeniería y director del Human & Process Research Lab (HAPLAB) inicia un nuevo ciclo profesional posicionando al Process Mining como una herramienta útil para el futuro de la tecnología y la vida en sociedad. 

Hace unas semanas, el académico de la Escuela de Ingeniería y director del Human & Process Research Lab (HAPLAB) del Departamento de Ciencia de la Computación, Jorge Muñoz Gama, fue nombrado nuevo miembro del Comité Directivo de la IEEE Task Force on Process Mining

La IEEE Task Force on Process Mining es la sociedad que se encarga del desarrollo, promoción e implementación del Process Mining (también conocido como Data Science para Procesos) en el tejido industrial y académico mundial. Entre los hitos del Task Force está la organización de la International Conference on Process Mining, la aprobación del XES como estándar oficial del IEEE para el intercambio de datos procedurales o la redacción del Process Mining Manifesto, traducido a 16 idiomas. 

El Task Force surgió en 2009 como parte de la IEEE Computational Intelligence Society, y yo me incorporé en 2010. Éramos cuatro gatos y la mayoría académicos. Hoy la sociedad está compuesta por más de 750 miembros. Incluidas empresas realmente importantes aplicando Process Mining, como Deloitte, Siemens, IBM, Fraunhofer, o Celonis, la empresa líder en el sector del Process Mining valorada en 11 billones US$ según Forbes“ explicó el académico.

Además, a parte de liderar las iniciativas existentes, se espera que los miembros del Comité Directivo impulsen nuevas ideas., las que podrían impactar positivamente en el desarrollo de investigación del DCC. “Como simple miembro activo, hemos conseguido posicionar nuestro laboratorio HAPLAB, como el referente internacional de la aplicación de Process Mining en el área de la salud, organizando congresos, números especiales en revistas, alianzas, premios, o libros en el tema. Como Comité Directivo, espero hacer lo mismo con otra área con mucho potencial: la educación. Process Mining puede convertirse en una herramienta muy útil para diseñar programas curriculares, analizar los patrones de trabajo dentro de un curso, analizar los programas online tales como los MOOC, mejorar el entrenamiento de procedimientos quirúrgicos, o otras muchas temáticas relacionadas con la educación”, comentó el académico.